Grita

 

Al menos ahora sé que el miedo paraliza y nos lleva a donde menos nos interesa llegar.

Los fantasmas que han dado grandes hostias vuelven siempre. Puedes dejar que controlen tu vida o puedes gritarles a la cara para que te dejen en paz.

Yo no he dejado de gritarles nunca y, no voy a engañarte, las mismas cosas que tanto me asustaban han vuelto a pasar una y otra vez. Nadie te libra de eso… o tal vez sea que no he gritado lo suficiente. Pero cada vez te das cuenta de que eso es lo que hay que hacer. Avanzar. Seguir gritándoles a los miedos para que se marchen. Seguir avanzando sin hacerles caso. Seguir hasta quitártelos de encima. Solo tú controlas tu vida y solo tú eliges qué hacer con ella. Cuando no es así es tiempo perdido, te estancas y no vives. Simplemente “estás”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s