Después de haberos conocido, ambos os vais a casa con una sonrisa

¿Qué te está pasando? Saliste a trabajar y vuelves tratando de ocultar una sonrisa…

Cuando te marchaste, parecía que él se quedaba con ganas de decirte algo más… ¿o fue solo impresión tuya? No. Él también sonreía… además fue rápido al cerrar el encuentro para el fin de semana…

Coges el móvil para quedar con ELLAS y vibra en cuanto le pones la mano encima. WhatsApp de ÉL recordándote que falta poco para que empiece el programa… (Sonríes por dentro mucho más de lo que ya lo estabas haciendo por fuera).

ELLAS están tomándose una caña y vas volando a donde están. Cuando se lo cuentes, no se lo van a creer.

Aún estás con ellas cuando el móvil empieza a cosquillear con más frecuencia de lo habitual…

En el whatsappeo vais descubriendo el encanto atrapado en el otro

En el whatsappeo os dais cuenta de que el otro no era tan molón como pareció durante la cena

En el whatsappeo una de las partes se cuelga del todo y la otra, cada vez da menos señales de vida, en busca de un claro alejamiento 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s