El esguinzador de cerebros

Nos hallamos aquí ante una nueva clase de macho beta, con su equivalente, por supuesto, entre las hembras beta, que son lo mismo, pero en femenino.

El esguinzador de cerebros es ese tipo que te crea un esguince mental porque te retuerce el cerebro hasta tal extremo que rompe, claro.

El esguinzador de cerebros va de legal. Te deja las cosas claras desde el principio. No sabes muy bien qué es lo que te está dejando claro, pero él insiste en que está dejando todo muy claro. Él juega limpio y por eso te dice que no habrá nada serio con él.

Hasta aquí bien: si tú tampoco quieres nada serio, te lo montas con calma y en paz, y si resulta que querías algo serio, te piras en busca de algo mejor.

Ya. Esto sería lo lógico con un ser humano normal.

Con un esguinzador de cerebros, estas son las dos opciones:

  1. Si tú tampoco quieres nada serio, él va dejando señales contradictorias poco a poco, haciendo creer que él está cambiando de parecer. Un día te suelta que lleva unos días que no deja de pensar en ti; otro, te manda un mensaje diciéndote que te echa de menos; al siguiente, te lleva el desayuno a la cama; empezará a mirarte embobado a ratos… y después te pregunta qué harás dentro de tres meses, que le dan vacaciones y se está planteando hacer un viaje y a lo mejor podríais cuadrar fechas. Tú, que no quieres leer mentes, te dejas bien claro a ti misma que el tipo había dicho desde el principio que NO QUIERE NADA, pero a ver… el tema de demostrar, más que decir también pinta algo en todo esto.
  2. Si resulta que sí que querías algo serio y, ante su declaración de independencia, has decidido actuar desde la coherencia y salir de ahí, él no te lo va a poner fácil. Siempre va a encontrar la manera de tener una excusa para reaparecer y que no lo olvides. Porque a fin de cuentas, su instinto primario de macho beta le culpa por haber dejado un “trabajito sin terminar”. Si hay algo que un beta no soporta es dejar ir a alguien y que no acabe en drama. Por supuesto, si montas un drama serás una histérica, pero ése es otro tema. Si te piras sin más, se quedará sin saber si te ha dolido, si lo sigues recordando (a fin de cuentas, algo de interés había por tu parte)… todo esto lo llevará a querer saber de ti y reaparecerá. Lo mejor en este caso es dar respuestas abiertas sin más porque cuanto más misterio aportes al tema, más se enganchará el pobre esguinzador y más mensajes contradictorios te enviará, hasta el punto que el que acabará pareciendo un maldito obseso será él. Y al fin, tú ya sabes que no vale la pena. Ya te descartó. No quiere nada contigo. Así que tú tampoco quieres nada con él. No te interesa que siga ahí. Hazle el caso justo; ni mucho para que se crea que te has vuelto loca por él, ni tan poco como para que se obsesione con el tema. ¡Hay que fastidiarse!

Como sea, en cualquiera de las dos opciones, tu macho beta ha tratado de llevar a cabo la técnica de hacerte ladear cabeza, pero en un tiempo continuado. Mientras ladear cabeza es un acto físico que se puede conseguir durante una conversación de discoteca, sin más fin que éste, el esguinzador de cerebros trabaja durante tiempo continuado para que caigas en su red y no lo olvides nunca. Se quiere tan poco que encuentra su valía en lo mucho que ellas sufren por él.

Tampoco te flageles, pensando que ibas a dejarte engañar y caer en alguna trampa: es posible que, cuando hacía planes para dentro de tres meses a tu lado, los hiciera en serio y con ilusión… lo que pasa es que él solito se vino arriba y él solito sintió su propia presión. Da igual: tú no lo hiciste y en todo caso, te sirve para saber que este tío no era buena compañía ni para compartir buenos ratos, que las personas tan complicadas acaban por liar demasiado las cosas.

Anuncios

Un comentario en “El esguinzador de cerebros

  1. Pingback: Después de la CITA, hay otra cita… y otra… Hasta que todo se acaba | Elige Tu Propia Aventura (in life)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s