El toque de cadera

Ese momento en el que estás hablando animada, por una vez en años, con alguien que te parece interesante y llega esa avispada, a la que considerabas tu amiga, te planta un toque de cadera y ya sigue ella con la interesante conversación.

El gustillo, que él pase de ella.

El triunfo, que en cuanto se libra de ella, se acerque de nuevo a ti, para buscar una cita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s