San Valentín es comercial… (y tal)

El año pasado hablábamos por esta fecha de lo que mola celebrarlo como a cada uno (o a cada dos, cuando el tema es cosa de dos) le sale.

Hoy precisamente estoy sorprendida porque en general he visto al personal bastante relajado: algunas personas hablan del tiempo exclusivamente (normal, después de llevar un reenganche de ciclogénesis explosivas como no se había visto jamás en la historia, ni si quiera cuando no tenían un nombre tan molón y los llamaban simplemente temporales), otras cuelan alguna foto graciosa acerca del amor, otras directamente llenan sus miradas y sus palabras y sus muros de corazones… porque éstas son las que están enamoradas… de la vida… o del amor… sabe Dios, pero desde luego no necesariamente son las que aman de una manera sana a su persona verdadera.

Como sea, todo esto que he visto hoy, 14/02/2014 (bonito juego de números) entra en lo que puede hacer cualquier persona normal.

Lo que me deja verdaderamente boquiabierta es el discurso falsamente anti-capitalista de lo comercial que es este día, supuestamente inventado por El Corte Inglés. Quien suelta el discurso lo hace con el tono amargo del adolescente enrabietado cuando descubre que se le nota un huevo quién le gusta. Quien suelta ese discurso a menudo se muere por regalar o que le regalen, celebrar, sorprender y que le sorprendan… pero ante la duda de si eso podrá llegar a ocurrir, sueltan el discursito y así “va por delante” que no es que no puedan, es que no quieren. Cierto es que hay horteradas que a unos encantan y a otros asustan y es importante saber que pensamos en lo mismo cuando hablamos de celebrar. No hablo en concreto de regalarse corazones “partíos” enganchados a una cadena de plata o de irse a cenar a un restaurante con reserva para dos a la luz de las velas. Insisto: cada cual que busque su modo.

No digo que nadie lo vea como algo comercial. Solo digo que son los mismos que, tras no haber pisado una iglesia desde el día en que tomaron la Primera Comunión – con el único objetivo de recibir el regalazo de Comunión del momento-, en Navidad regalan a diestro y siniestro al son de los villancicos mientras se zampan una mariscada y faltan a trabajar el día en que se celebra que vino al mundo el Niño Jesús.

A esos que argumentan que no celebran San Valentín porque es una fecha “inventada” por los directores de marketing, o que es una moda poco menos que impuesta por el malvado imperialismo americano les diré que el 14 de febrero se celebra San Valentín porque, como ocurre con todo el santoral, la Iglesia así lo marcó mucho tiempo atrás. Sí, queridos míos. El marketing es poderoso, pero la Iglesia sigue teniendo sus momentos de hegemonía histórica… Si queréis saber más acerca de los orígenes de la celebración de este día, aquí tenéis más información. Yo sigo a lo mío: se trata, pues, de una fecha que tenía su fundamento en la tradición histórica religiosa, igual que la Navidad, y que ahora es potenciada y exprimida por las grandes cadenas comerciales para su propio lucro, como la Navidad. Siendo así, no entiendo por qué en Navidad sí se puede repartir al mundo entero oleadas de amor y paz hasta el desbordamiento por empalague, y sin embargo es un atentado mainstream y un acto de capitalismo extremo el hecho de celebrar el AMOR el 14 de febrero. Más incluso cuando el 31 de octubre te has disfrazado de gótic@ y has intentado agujerear una calabaza en casa, para meter una vela dentro, pero al descubrir que era más dura de lo que pensabas, te compraste en el bazar chino una de plástico con bombilla en el interior. Pero sobre todo me toca una parte profunda de las raíces de mis uñas de los dedos de los pies el hecho de que esa persona que me lo está contando lleva en su bolsillo el último iPhone que salió al mercado y se está comiendo un Cup Cake o un Muffin, que no una magdalena, lleva barba desde que eso es lo más trendy y cada día se calza unas NewBalance coordinadas con el outfit del momento. Di que sí, querid@ amig@ antisistema, mantente firme frente a San Valentín y saldrás airoso de la influencia del voraz capitalismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s