El Fenómeno Fan

¿Qué tal si adivinamos una aventura completa en un solo término?

Él pasa por un bache en su vida (uno más, de los varios por los que ha pasado desde siempre, encadenados sin parar, porque al fin es más fácil vivir instalado en la auto compasión que arrancar y luchar por estar bien)… ese hastío, ese “no-sé-yo-si…”, nihilismo existencial en estado puro. Lleva años al lado de una mujer verdadera, que no ha llegado a reconocer al beta que hay en él porque el amor la tiene ciega… y también porque ELLA le sienta bien a ÉL. El solo hecho de estar juntos, le resta luz a ELLA y rasgos beta a ÉL.

De pronto, alguien nuevo en el trabajo de ÉL. Un grupo de prácticas llega para darlo todo en el departamento. Él será el encargado de enseñarles todo lo que sabe… el grupo, formado por los alumnos más aventajados, tomará buena nota de todo, para aplicarse y tratar así de conseguir la única plaza con contrato indefinido que hay en esa empresa.

Es así cómo poco a poco, cada día él vuelve con menos ganas de estar en casa, pero con media sonrisa dibujada en la cara… un día la llama a ELLA al salir de trabajar porque ha decidido irse a tomar unas cañas con el grupo de prácticas, que son tan majetes… es ahí donde aprovecha para charlar un poco con ellos… y descubrir así que era verdad lo que venía sospechando.

Era verdad que Vane le hace ojitos.

Era verdad que Vane piensa que él todo lo hace bien.

Era verdad que Vane está dispuesta a dar cualquier cosa por él… por ÉL, ¡que hasta hace unos días tenía claro que su vida no valía nada!

Era verdad que Vane tiene una sonrisa de luz que colorea cada rincón de su mundo gris.

Era verdad que Vane se compró unos pompones de cheerleader hace unos días y no para de agitarlos para arrancar una sonrisa de la cara de él.

Era verdad que Vane es esa candy-candy que está segura de que va a llevarse a ese Darth Vader del lado oscuro a su jardín de luz.

Era verdad que Vane es la persona que ayudará a mujer verdadera a liberarse de su pozo de sombras, su nueva mejor amiga, su luz.

Vane es la #fannumberone, la admiradora incondicional que lo defenderá a él a capa y espada, la niña perfecta (porque la no-convivencia tiene estas cosas, que oculta los peores defectos de cada cual) que admira cada poro de su piel y cada imperfección de su persona. No es como ELLA, siempre haciendo planes sin pararse a preguntar si a él le apetece llevarlos a cabo; siempre pendiente de todo… ¡como si él no supiera ocuparse de sí mismo!

Sabemos que Vane acabará con su luz agotada y sin fuerzas para más.

Él recupera la confianza en sí mismo… basada en un bluf, claro. Deja atrás a su mujer verdadera para irse con su neo-fan. La relación dura unos meses. Cortos pero intensos. Pasado este tiempo, él irá de relación en relación buscando más contenido en las mujeres… buscando lo que ya tenía. Buscará una mujer verdadera.

Anuncios

4 comentarios en “El Fenómeno Fan

  1. Lo malo es que los pompones dejan unas agujetas terribles. Al fenómeno “fans” le sumaría el fenómeno “gruppie”. Esa nueva clase de “ave carroñera” estoy empezando a descubrirla ahora. Pero pronto tendré un perfil 😉

    • La grupy no es más que una fan que llega a zumbarse a la estrella. Permíteme que dude de que merezca una tipología exclusiva… 😉 partimos de la base de que la fan ha llegado a darlo y tenerlo TODO con ÉL, así que… Usted me dirá, amiga jiminycricketsite 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s