Encontráis la normalidad en vuestras vidas en la distancia

Si vienes por ejemplo a las cuatro, yo empezaré a ser feliz desde las tres.

Si vienes por ejemplo a las cuatro, yo empezaré a ser feliz desde las tres…

Os echáis muchísimo de menos y estáis sufriendo como nunca. Pero habéis aprendido a mantener un contacto frecuente, sin obsesionaros por lo que está haciendo el otro. La confianza es plena. Tu vida sigue aquí y el hecho de que él esté fuera te ha dejado algún tiempo “libre”, que has decidido invertir en aprender algo nuevo.

ELLAS están ahí apoyándote y te ayudan mucho. Los primeros días estuvieron pendientes de ti, se esforzaron en tener siempre planes divertidos… aunque eso lo hacen siempre, pero estos días notaste ciertos matices diferentes: más actividad y más divertida. ¡Bien!

El trabajo mantiene tu cabeza ocupada buena parte del día y además has conseguido que te den una semana libre dentro de un mes. No sabes si contárselo a ÉL o aparecer por sorpresa… Finalmente decides seguir la frase que tanto te gusta de El Principito: “Si quedamos en encontrarnos, por ejemplo, a las cuatro, yo seré feliz desde las tres”. Se lo cuentas porque así la ilusión os mantendrá felices durante todo un mes y no solo durante los días que paséis juntos. Además, él podrá preparar mejor tu visita: no quieres llegar allí como si se tratara de tu propia casa… También intuyes que él incluso organizará alguna ruta por la ciudad, para enseñarte sus lugares favoritos… ¡Será TAN romántico!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s