Después de la CITA, hay otra cita… y otra… Hasta que todo se acaba

Todo evoluciona fenomenal.

Se te presenta una duda… pero nunca llegas a tener que resolverla: ÉL lo hace por ti… Alguien de su círculo le pregunta delante de ti quién es esa chica que lo acompaña y entras en crisis: ¿qué va a decir? No eres su novia, ¡pero tampoco eres una simple amiga! Sin duda, el que pregunta tiene un pelín de despiste o muy mala leche… ÉL responde sin dudarlo un momento: “Es ELLA, una nueva amiga”.

¿PERDÓN? ¿Nueva? ¿Amiga? ¿En serio? ¿Eres “la nueva”? ¡Ni eso! ¡Eres “UNA NUEVA”! Vamos, que cada semana trae a una diferente… y ¿”amiga”? Desde luego, te habías dejado llevar por alguna señal equivocada… cuando te miró con ojos de alelado como si el alma se le estuviera encogiendo por dentro o cuando te dijo al oído que cada vez le costaba más imaginar un día entero sin tenerte cerca o sin saber de ti… está claro que malinterpretaste esas señales y muchas otras que ahora mismo no puedes recordar porque la ira se está llevando tu capacidad de pensar con coherencia e incluso de recordar, igual que los huracanes arrancan las casas de EE.UU. en las noticias y en los vídeos de YouTube.

Sin ningún lugar a dudas, has dado con un esguinzador de cerebros, ¡una especie peligrosa! Pero tú has tenido la suerte de identificarlo a tiempo 🙂

No das crédito. Te quedas perpleja. Tanto, que te cuesta reaccionar…

¡Pero al final reaccionas! (PRÓXIMAMENTE)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s