(MI) Hombre Ideal

Está claro que, si no sabes lo que quieres, puede ocurrir que lo tengas delante y ni te enteres… O que estés buscando en los lugares equivocados…

No es que yo esté en busca y captura del hombre ideal, de mi hombre verdadero particular. Pero sí que es cierto que la vida se compone de etapas… Y yo ya he pasado esa etapa maravillosa en la que no quería ni necesitaba a nadie a mi lado para ser perfectamente feliz. Si ahora mismo vives en esa etapa, disfrútala muchísimo, porque es genial.

Ahora mismo, me siento completa, pero me gustaría tener ese extra en mi vida, que es una relación 100%, una de ésas que no es un coñazo y que te aporta un montón de experiencias chulas. Ya me apetece.

Por eso me he propuesto hacer un retrato robot del hombre que me gustaría que estuviera a mi lado, para tener el esquema bien claro y así reconocerlo en cuanto lo vea, a la vez que podré alejarme del que no se ajuste y evitar perder el tiempo.

Ojo, que no busco ni buscaré. Seguiré viviendo como hasta ahora, sólo estaré más atenta.

Me ahorraré evidencias como estas chorradas que se suelen decir y que doy por descontadas en cualquier persona que coprotagonice mi vida (amigos, familiares…): amable, fiel, cariñoso, que me respete… Caray, es que si no es así, ya no llega ni al mínimo punto de interés. Por supuesto, parto de la idea de que estamos en una relación “de igualdad”, fácil, en la que eres tú misma (y él es él mismo) y dices lo primero que se te viene a la cabeza sin ningún tipo de miedo a un enfado o una mala cara, una relación en la que los de fuera y los de dentro desconocen “quién manda”… me resulta cansino y muy triste ver una pareja en la que ella o él dominan claramente cada situación.

Aparte de estos básicos, busco:

1. Aspecto físico. No lo definiré, pero sí que es importante que me resulte muy atractivo ¡A MÍ! Quiero decir que no tiene que ser un caramelo-de-fresa para el genérico de las tías (casi mejor si no lo es, ¡que viviré más tranquila!) Aunque tenga el aspecto de Shrek, yo debo sentir tanta química dentro que reviente de deseo y pasión con sólo pensar en él. Lo dejo claro porque muchas personas dicen que el físico no les importa. A mí, sí. Y creo que cualquiera debe sentir un puntito de atracción física, aunque el sujeto en cuestión no se ajuste al prototipo habitual, pero bueno… allá cada cual… yo sí quiero que me atraiga mucho cuando lo veo, aunque se trate del mismísimo Moonraker para el común de los mortales. Aquí incluyo también una compatibilidad mínima en lo que a tribus urbanas se refiere… en mi caso, resultaría complicado aguantar demasiado tiempo al lado de alguien con quien no comparto gustos en las últimas chorradas de complementos o que se viste de un modo que a mí me resulta ridículo o poco atractivo (suena frívolo, pero en el día a día, eso acaba quemando). Al principio, te da igual la pinta que lleve tu chico, pero a la larga, es de lo primero que aborreces: “¡Odio esas camisetas de Star Wars que lleva todo el día!”, me decía una amiga al final de su relación con su ex. Solían gustarle chicos perfectamente encamisados, hasta que dio con un pequeño friki. Al principio, todo le parecía maravilloso. En poco tiempo, su vestimenta monotemática la saturó. Ojo, no confundas un “me gusta” con “lo tolero” o “sé que podré cambiarlo”. No deberías cambiarlo y, aunque lo intentes, no podrás. Lo que toleras hoy, lo odiarás mañana. Deberá encantarte, que de eso se trata, de que no “te conformes”, sino que debe arrebatarte.
2. Nuestro mundo. Sí. Él debe tener esa capacidad de imaginar y crear, junto conmigo, nuestro propio mundo, nuestro propio idioma, nuestras canciones, nuestro planeta, nuestras pelis, nuestras letras… Nuestras propias frases, nuestras expresiones especiales. Será nuestro refugio antimisiles.
3. Nuestras bromas internas. Porque la risa debe ser el hilo conductor de nuestra historia, en paralelo con el amor. Reír y charlar. Línea abierta. Barra libre desde el respeto. Es muy importante que el sentido del humor de ambos siga la misma línea. Parece una chorrada, pero si a él le gustan Faemino y Cansado y Tricicle, y a ti Chiquito de la Calzada y Los Morancos, seguramente tus coñas le resultarán demasiado evidentes, mientras que tú no llegarás a pillar sus chistes surrealistas. Esto ocurre también con los amigos, no es ninguna novedad.
4. Amistad. No… No es q él vaya a ser un amigo más, pero si no puedo ver en su esencia a un gran amigo, ¿qué me queda? Después deberá haber muchas más cosas, pero la amistad es básica. Esto se incluye en todos los puntos anteriores, claro.
5. Cuidado. Debe cuidar de mí tanto como yo de él. Preocuparse por mi bienestar tanto como yo por el suyo.

6. Potenciar mis cualidades. Mis amigas lo hacen y es genial. Te levantas con un día medio-bueno, te van pasando cosas que lo van empeorando… te sientes peor que cuando te levantaste, triste, todo se te hace cuesta arriba… Pero a última hora quedas con tus amigas para tomarte una caña, te ríes un buen rato con ellas y, antes de marcharte, te recuerdan lo maravillosa que eres y lo bien que les haces sentir. Te vas a casa con un subidón que te durará hasta el día siguiente y que además te dará fuerzas para pelearte con el cliente pesado que cada mañana te da la lata con un falso error en su pedido. No me conformaré con menos. Si mis amigas lo consiguen, mi chico tendrá que hacerlo incluso mejor (¡y mira que es difícil!). Cada día me recordará una cosa diferente de mí que le hace ser feliz a mi lado… Cuando se quede sin nuevas cualidades que contarme al oído (o yo que decirle a él, ¡que esto debe ser mutuo!), sabremos que habrá llegado el momento de seguir nuestros caminos por separado.

7. Consejos. Todos debemos tener proyectos todo el tiempo… bien en pareja, bien nuestros, propios. Cuando comparta con él estos últimos, los que serán míos y afectarán a mis planes, él NO me apoyará “por defecto”. Me explico: Habrá alguno que resulte descabellado y para eso deberá estar él ahí: para hacerme ver que, aunque casi siempre tengo ideas fantásticas (si no, no me admiraría como lo hace), en esta ocasión puede que me esté equivocando. Que, en cualquier caso, lo consulte con mi amiga X, que suele tener muy buen criterio… El apoyo incondicional no implica decir que sí a todo lo que yo le cuente, sino valorar todo lo que le cuento y dar su verdadero punto de vista o, al menos el que él considere que más me va a ayudar a crecer. Una vez dado su consejo, entenderá que YO soy la última responsable de mis decisiones y entenderá que no lo siga. Y ahí, sí, me apoyará hasta el final.

No pienso poner lo que NO quiero, porque si sabes lo que quieres, el resto es excluyente. Me gusta más pensar en positivo.

Seguro que discrepas en un montón de puntos de esta lista. Es normal. Es MI lista. Tú debes hacerte la tuya… la he compartido para que te animes a crear la tuya. No estará bien ni mal, mejor ni peor… simplemente reflejará lo que tú quieres. Cuanto menos te engañes, más fácil será encontrar a la persona que te gusta y te hace feliz. Además, te habrás dado cuenta de que faltan muchas cosas… esto es porque este post está incompleto… y espero que lo esté durante algún tiempo. Debo seguir pensando en lo que quiero, seguir completando esta lista con detalles que vea alrededor. Me encantaría que añadieras cosas que tú quieres encontrar en tu chico ideal. Es más, cuando hagas tu propia lista, ¿por qué no la compartes conmigo?

Anuncios

Un comentario en “(MI) Hombre Ideal

  1. Pingback: Los superhéroes | Elige Tu Propia Aventura (in life)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s