En el whatsappeo una de las partes cada vez da menos señales de vida, en busca de un claro alejamiento

La mañana que sigue a la cena en la que os conocisteis podría empezar con una ronda de whatsapps de este estilo:

ÉL: Buenos dias, preciosa. ¿Que tal dormiste?

Inmediatamente, te llama la atención que no se fija mucho en escribir con tildes… Bueno, se trata de whatsapp… es coloquial, no?

TÚ: Buenos días. He dormido muy bien, y tú?

ÉL: Genial. Ayer conoci a alguien muy especial y eso siempre ayuda.

TÚ: Ah, sí? Y a quién conociste? – te haces la interesante, buscando un halago más…

ÉL:  Jo, a ti, que no te enteras!

Ufff… Empiezas a desarrollar un superpoder de paciencia infinita, que ni siquiera sabías que tenías. En otro momento, habrías desconectado Whatsapp y te habrías largado al gym, una opción mucho más productiva. Pero hoy te ha cogido paciente, de bajón energético y con el súperpoder en alto, así que aún te da para ofrecerle una nueva oportunidad.

TÚ: Tienes razón… estoy algo espesa por las mañanas, tendré que irme a la ducha para despertarme.

ÉL: Mmmmm… y no me dejas colarme contigo?

Bueno, parece que la cosa retoma un poco de forma… hmmm… Aunque no era necesario ser tan directo, después de la salida de tono anterior… En fin:

TÚ: Eso tendrías que ganártelo… no soy una chica fácil.

ÉL: Me encantan los retos sobretodo si son morenos dulces y salados como tu. Vete preparando el gel, q en menos de lo q piensas estare ay contigo.

¡No puede ser! Durante la cena no parecía tan chungo: ¡No conoce la diferencia entre “ay”, “hay” y “ahí”! Esto sí que ya es demasiado.

TÚ: Fantástico, querido. Ahora tengo que dejarte, empieza mi clase de Pilates.

WHATSAPP >> Bloquear contacto.

¡Qué va! Te habría encantado hacer esto, pero no es para nada tu estilo. Vamos, que sí que te piraste a clase de Pilates, pero no lo bloqueaste en Whatsapp. Simplemente te dedicaste a darle largas durante bastante tiempo…

Lo cierto es que por tomar un cafetín no pasa nada, pero la sola idea de vivir silencios incómodos y tener que estar tirando de la conversación todo el tiempo te da cada vez más pereza. Inicialmente, pensabas que sí, que quedarías con él porque no te cuesta nada. Pero finalmente lo dejas pasar y nunca más volvéis a veros.

Fin de la historia.

Si quieres investigar otros caminos, puedes volver a empezar tu aventura.

Anuncios

2 comentarios en “En el whatsappeo una de las partes cada vez da menos señales de vida, en busca de un claro alejamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s