Él se ha colado, pero tú no quieres más

Tú empiezas muy tranquila, quedáis cuando os apetece, aparecéis cuando queréis, os llamáis cuando surge… ¡TODO es perfecto! Os reís juntos, él es tu toyboy y tú eres su toygirl (así, sin más), compatibilizáis en todo lo que compartís (aunque tienes muy claro que, fuera de esos buenos ratos, tampoco hay mucho más que pueda manteneros juntos).

Pero un día caes en un soporcillo a su lado y, cuando abres los ojos, ¡lo descubres mirándote embobado! A partir de ese momento, empiezas a buscar espacio entre vosotros, te distancias, te alejas… y notas que, cuanto más lo haces, él te busca con más insistencia, te sigue, te llama… hasta que llega el momento en el que tenéis que hablar. Y hablas y le dices que “esto no puede seguir así”, que “las cosas ya no son como al principio” y que “necesito más espacio, tú ya sabes que no quiero una relación, te lo dejé bien claro cuando empezamos con todo esto…”. Aquí puedes caer en dos casillas diferentes, que son:

Él lo asume

Él NO lo asume

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s