Tú no quieres un compromiso y él NO huye en cuanto lo sabe

¡Jevi! Aquí la llevas clara, porque te queda una dura tarea por delante. Sí: la de dejar claro que NO QUIERES NADA. Puedes intentarlo como quieras: por activa, por pasiva, con buenas palabras y con otras más duras, con gestos, con indirectas, con directas, con señales de luz, de humo, con sonidos de banco de audio… Da igual. Puedes elegir una combinación de medios y herramientas e ir aplicándolos bajo una estrategia bien estudiada, o emplearlas todas en bloque. El resultado es el mismo: no entiende lo que no le interesa.

Es habitual que llegue a decir “Oh, disculpa! Ahora sí que me ha quedado claro!”. Pero en cuanto le vuelva a picar la añoranza, volverá a contactar contigo, con cualquier excusa.

En esta situación, debes tener muy claro que se acabó, que tú no quieres nada con él, que todo fue un error y que, por mucho que ahora te diga, llore, camele… todo seguirá siendo un error si estáis juntos. ¿Que te da penita? ¡Pues imagínate el daño que le harías si estás con él sólo por pena! ¿Y tú? Lo que ibas a sufrir, teniendo que renunciar a hacer tus planes, tu vida… para irte al cine con el muchacho. Nada, nada… si ya has decidido que NO, es que NO.

¡Asertividad al poder! Dicen que en estos casos funciona muy bien la técnica del disco rayado, que no deja de ser repetir todo el tiempo la misma frase. No busques nuevas explicaciones porque dispersas la atención. Si no quieres estar con él, simplemente responde todo el tiempo eso: “No quiero estar contigo”; él te dará mil y una explicaciones de por qué deberíais estar juntos y tú repetirás “Ya, pero es que yo no quiero estar contigo”; él seguirá dando razones, motivos, tratando de ablandar tu frío corazón… pero tú, impertérrita, responderás “no quiero estar contigo, así que nada de esto me puede convencer de otra cosa”. No es que funcione, pero al menos evitas el desgaste mental que supone hacer entender a alguien una cosa que no le entraría ni partiéndole la cabeza en 2.

No suele darse el caso de que llegue a entenderlo, pero acaba desistiendo por cansancio, o bien porque en su camino se cruza algo o alguien que distrae su atención de ti. En cuanto se centre en otra cosa, en cuanto encuentre un nuevo objetivo, desaparecerá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s